Blog

Culpa De Productividad: ¿Por Qué Nunca Sentimos Que Hicimos Suficiente?

productividad 1

De una u otra forma, todos hemos sentido culpa de productividad. Llenamos nuestros días de tareas, proyectos, y reuniones tratando de avanzar la mayor cantidad de trabajo. Sin embargo, finaliza el día y no sentimos que hicimos lo suficiente.

Por lo tanto, creamos una nueva lista de tareas aún más grande y nos prometemos ser más productivos para obtener mayores avances. Sin embargo, volvemos a terminar el día con el mismo sentimiento de culpa y se repite el ciclo.

Puede ser agotador.

¿Por qué sentimos culpa de productividad y cómo podemos solucionarlo?

culpa de productividad

¿Qué es la culpa de productividad?

Existen 2 resultados por la culpa de productividad:

  1. Sentimos que nunca hacemos suficiente en nuestro trabajo. Aunque dedicamos más horas y terminamos más tareas, nunca parece ser suficiente.
  2. Creemos que siempre debemos ser productivos y nos sentimos mal si no estamos detrás de un computador tecleando.

Desafortunadamente, en muchas compañías se están creando culturas de humillación y presión a los trabajadores que no demuestren una obsesión por la cantidad de horas trabajadas y estén disponibles las 24 horas al día los 7 días de la semana.

¿Vale la pena este desgaste?

hamsters

¿Por qué nunca sentimos que hicimos suficiente?

En LinkPort consideramos que hay 3 factores por los cuales sentimos que no fuimos lo suficientemente productivos.

Medimos nuestra autoestima con logros.

Nos sentimos productivos cuando «cruzamos» una gran cantidad de tareas de nuestra lista. Sin embargo, es inevitable tener distracciones e interrupciones que afectan directamente la cantidad de actividades que cumplimos.

Siempre habrá un mayor número de tareas que pudimos haber logrado durante el día. Por esta razón, puede ser peligroso medir nuestra autoestima por esta métrica.

Establecemos metas irrealistas.

Es dificil calcular el tiempo que tomará cada tarea antes de empezarla. Por lo general toman bastante más.

En mi caso, planeo todas las tareas que quiero cumplir durante la semana. Sin embargo, soy consciente que muchas veces sobrevalúo mis capacidades y no siempre las finalizo. Aunque haya cumplido gran parte de lo que me propuse, puede ser frustrante no terminar la totalidad de las tareas.

Creemos que los demás son más productivos que nosotros.

Al ver los avances y logros de los demás, nos podemos sentir decepcionados de nuestra productividad.

Pareciera que las otras personas siempre tienen más tiempo que nosotros o simplemente son más productivas durante sus horas laborales. La verdad es que el sentimiento es mutuo y puede ser «toxico» adoptar una cultura competitiva en estos términos.

trabajo

¿Cómo superar la culpa de productividad?

1. Separarnos de la cantidad de tareas cumplidas.

Debemos recordar que la productividad se trata de la calidad y no la cantidad de tareas cumplidas. Por lo tanto, recomendamos revisar la lista de tareas y seleccionar las actividades más valiosas y de mayor impacto.

Una vez identificadas estas tareas prioritarias, pregúntese ¿qué se consideraría un buen día sin necesidad de terminar todas las tareas? Puede que sólo sea avanzar o terminar unas pocas tareas importantes.

2. Asignarnos metas realistas.

Todo parece más fácil en papel al momento de proponernos las tareas del día. Sin embargo, puede ser muy desgastante terminar la tarde con tareas pendientes (aunque hayamos hecho nuestro mejor esfuerzo en terminar las demás).

Para evitar este problema, recomendamos identificar las 2 o 3 tareas más importantes de su día, que si llegan a ser finalizadas o hay un avance significativo, el resto de tareas pasan a un segundo escenario. Priorizar las tareas más importantes y entender por qué son vitales le dará tranquilidad al finalizar el día, así no haya «cruzado» todas.

3. Buscar progreso y no logros.

Puede ser dificil o hasta imposible terminar un proyecto, reporte, presentación o cualquier otra gran actividad en un solo día.

Por eso, es más fácil y satisfactorio descomponer aquellas grandes tareas en «sub-tareas» que puede asignar para cada día. De esta manera, ejecutar cada «sub-tarea» nos dará un sentimiento de progreso y avance, sin necesidad  de terminar el proyecto completo.

reloj

Conclusión.

En LinkPort creemos que hay una «competencia laboral silenciosa» que nos presiona a trabajar sin un objetivo claro, creando un ciclo tóxico que afecta el ambiente y la cultura de la empresa.

Siempre habrá «más tareas por hacer» en el día. Por esta razón, muchas veces el problema no es buscar más técnicas de productividad, sino priorizar las tareas que ya tenemos y aceptar que el mejor trabajo se compone de pequeños pasos todos los días.

Y usted, ¿qué otras recomendaciones tiene para lograrlo?

Compartir artículo en:

LinkedIn
Facebook
Twitter
Email

¿Cuánto debería vender tu tienda online?

Conoce y compara gratis en 40 segundos la conversión, ventas y recomendaciones personalizadas para tu tienda online.

Ebook 2

Ebook Gratis: 10 Hábitos Para Despejar 100 Horas de Trabajo Al Mes.

Los secretos de cómo los mejores CEOs trabajan menos y avanzan más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *